Intercambio de palabras con Ángel Pantoja Cano

Conoce al autor: Ángel Pantoja Cano

Ángel Pantoja Cano

Las Palabras Descarriadas: Seguramente te gustan varios escritores, ¿puedes nombrar alguno?
Ángel Pantoja Cano:
Sin duda. Es difícil elegir, entre tantos géneros y tantos libros, pero me quedaría con dos. El primero, Stephen King, por la facilidad con la que crea universos –conectados entre decenas de novelas, además- y con la que convierte una fábula sobre amistad en una narración épica en volúmenes de setecientas páginas que se leen a toda velocidad. Y en segundo lugar, Chuck Palahniuk, por el manejo maestro de los tabúes, del shock, la crítica y el humor más ácido, que con una novela de poco más de doscientas páginas –El club de la lucha– es capaz de hacer sentir tanto.

LPD: Otra pregunta complicada: ¿puedes decirme tus tres novelas favoritas?
APC:
No, para nada, ¡solo me ha estallado un poco la cabeza! Si solo puedo elegir tres, creo que le tengo especial cariño a El guardián entre el centeno de J. D. Salinger, que devoré en una tarde; El club de la lucha de Chuck Palahniuk, que releí mil veces, y Escoria, de Irvine Welsh, escrita con una rabia catártica.

LPD: ¿Y alguna obra literaria te ha decepcionado?
APC:
Con total sinceridad, y con todo mi respeto –no me pareció mala, pero sí decepcionante-, tengo que decir que para mí fue Cumbres borrascosas. Confusa, llena de odio y cargante. Tal vez tenía altas expectativas cuando me dispuse a leerla, pero creo que del mismo género y época hay obras como Orgullo y prejuicio o Emma de Jane Austen que son mucho más disfrutables.

LPD: ¿Qué has leído últimamente?
APC:
Me gusta leer de diferentes géneros para no saturarme. Entre mis últimas lecturas, está El cuento de la criada de Margaret Atwood, una distopía perturbadora a niveles de Patricia Highsmith; Humánima de Alan Moore, a caballo entre fantasía y filosofía; y el quinto volumen de Predicador, la serie de novelas gráficas de Garth Ennis, un cóctel de humor y violencia que nunca decepciona.

LPD: ¿Recuerdas la primera novela que leíste?
APC:
La primera que puedo recordar es Cómo aprendí a volar, un clásico de la serie Pesadillas de R. L. Stine. Lo leí como con ocho años y poco después empecé con Poe y Stephen King. Ahí debió de torcerse algo en mi cabeza para querer escribir sobre asesinatos y terror.

LPD: ¿Cuáles son tus géneros literarios preferidos a la hora de escoger lectura?
APC:
Normalmente me gusta bucear entre recomendaciones y nuevos libros de terror, thriller y en ocasiones ciencia ficción, pero me gusta también abrirme a nuevos géneros. Así he descubierto joyas como El camino del Tao de Alan Watts o la poesía de Charles Bukowski y Leopoldo María Panero.

LPD: ¿Eres capaz de explicar cómo te picó el gusanillo del escritor? ¿Cuántos años tenías?
APC:
Cuando tenía unos seis años, me gustaba recortar trozos de papel y escribir en ellos lo que se me iba pasando por la cabeza. Luego lo grapaba y añadía algún dibujo que además acababa firmando. Siempre me ha gustado escribir, por eso acabé estudiando Periodismo. Allí empecé a escribir muchos relatos, normalmente como un entretenimiento. Hay gente que se descarga levantando pesas, o ahogando penas engullendo una hamburguesa; a mí me encanta escribir, sea una historia nueva, un relato, de terror o de humor, y donde y como sea. Por eso, gran parte de la novela la escribí en el móvil mientras esperaba a que llegara el autobús que me llevaba a casa desde el trabajo. No soy nada quisquilloso a la hora de elegir materiales para escribir, todo vale mientras la imaginación siga volando.

LPD: ¿Tienes alguna obra olvidada en un cajón a la espera de salir a la luz?
APC:
Tengo un manuscrito que guarda más polvo que Jumanji, pero no sé si algún día lo retomaré. Más de una vez he releído alguna línea y el desastre es tan grande que debería empezar desde el principio. De momento seguirá olvidada en el cajón.

LPD: ¿Cuáles son tus planes de futuro? ¿Tienes alguna obra en mente?
APC:
Actualmente estoy preparando la siguiente novela. Un thriller del que aún no quiero dar pistas, pero en el que aparecerá algún personaje de Si despiertas a la bestia. No obstante, las historias no están ligadas ni será necesario haber leído esta. Los planes a posteriori, son otras seis historias más en desarrollo, esperando cuál será la siguiente. También, estoy pensando en cambiar de género, una de las siguientes novelas será de humor, pero para eso todavía queda un tiempo.


Conoce la obra: Si despiertas a la bestia

LPD: Comenzaré por el principio, ¿cómo fue el proceso para elegir el título?
APC
: FQuería dar con algo oscuro. Algo violento, turbulento, que reflejara la ira del protagonista de la historia. Barajé algunos títulos un poco extraños, que no dejaban de sonarme a la clásica película de serie B de hombres lobo: Feroz, Animal, Oxígeno negro o El hijo de Arden. Finalmente opté por Si despiertas a la bestia que, aunque es condenadamente largo, sigue fascinándome.

LPD: ¿Cómo nació la idea de escribir Si despiertas a la bestia?
APC:
Si lo contara destrozaría la historia, pero empecé por el final. Y de ahí fui construyendo la historia hacia atrás, cosiendo descosidos, insuflando vida a los personajes que iban a danzar entre las páginas. Lo que sí puedo decir, es que llevaba tiempo deseando escribir la historia del chico que no sabe quién es o qué debe hacer. Que no sabe en qué se está convirtiendo, ni qué puede ser capaz de hacer.

LPD: Toda novela tiene alguna escena más complicada de escribir, ¿existe esa escena en Si despiertas a la bestia?
APC:
Sin duda. El principio. El maldito principio. Fue lo que más me torturó a la hora de ordenar toda la historia; abrir las puertas del infierno en el que iban a caer los personajes. Es lo que se llama íncipit, las primeras palabras del libro, las que tienen que captar la atención, no defraudar, y al mismo tiempo introducirte en el universo de la novela. Puede que reescribiera las dos primeras páginas una docena de veces.

LPD: ¿Sabes cuánto tiempo tardaste en tener la novela lista para su publicación?
APC:
Un año y medio. Un año para escribirla y medio para corregirla.

LPD: ¿Reecribirías alguna escena?
APC:
Reescribiría muchas cosas, pero creo que perdería la magia que tiene, el contexto, el momento y la situación en que se escribió todo. Tal vez intentaría reducirla, hacerla más breve, pero me conozco y acabaría con doscientas páginas más.

LPD: ¿Te sientes identificado con algún personaje de Si despiertas a la bestia?
APC: Claro, con Jack… No, es broma. Todos tienen un poco de mí, un poco de la gente que conozco, o un poco de mi imaginación que al final no es más que un constructo fruto de la experiencia, de lo que conocemos. Pero tal vez en quien más he dejado pedazos de mí ha sido en Mana, inevitablemente.

LPD: Algunos escritores se basan en personas de su entorno para crear a sus personajes ¿ha sido el caso en tu novela?
APC:
Por supuesto. No soy muy de citas, pero alguien dijo una vez que, a la hora de escribir, lo mejor es hacerlo de lo que conocemos. Así, he tomado muchas referencias de amigos, de familiares, de lo que más y de lo que menos conozco, porque la imaginación es fuerte, pero necesita una base. Y creo que no deja de ser un bonito homenaje que alguno de tus personajes tenga una pequeña estela de alguien que existe en el mundo real.

LPD: No me puedo olvidar de la portada. ¿Me puedes explicar cómo fue el proceso de elección?
APC:
Tuve una tormenta de ideas cuando terminé de escribir la novela y de repente me encontré con un caramelo sin envoltorio. Empecé a hacer algunos dibujos en cuadernos, periódicos y servilletas, y cuando aquello no iba a ningún lado acabé tomando referencias de otros libros –hasta libros de caza con ciervos en la portada-. Finalmente, quise representar a aquel ser oscuro, a aquella Voz. Y así nació el monstruo que no se sabe si mira de frente o da la espalda en la portada, intimidando con sus gigantescos cuernos de ciervo.

LPD: ¿Qué le dirías a un lector que duda si leer Si despiertas a la bestia?
APC:
Siguiendo los comentarios que he recibido de quienes han leído la novela, le diría que si le gusta el thriller, el terror, la novela psicológica, encontrará en esta novela retazos de estos géneros, en algo nuevo y actual. Con una lectura ágil, incisiva. Con una historia diferente. Un thriller que al mismo tiempo es una fábula de héroes y villanos.
Y si aún se pregunta qué ocurre cuando despiertas a la bestia, en Amazon puede leer gratuitamente los primeros capítulos para adentrarse en la historia, para descubrir el oscuro universo de Arden.

LPD: Para finalizar la entrevista, si piensas que me he olvidado de preguntar algo, ahora es tu  momento. 
APC:
Me encantaría aprovechar para agradecerte tu tiempo, Ana, y la oportunidad brindada con esta entrevista, una plataforma para dar visibilidad a los nuevos autores.
Y agradecerte también a ti, que estás leyendo esto, porque si has llegado hasta este punto ya has hecho mucho, y creo que la historia de Mana podría gustarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .