Intercambio de palabras con Moisés González Muñoz

Conoce al autor: Moisés González Muñoz

Las Palabras Descarriadas: Seguramente te gustan varios escritores, ¿puedes nombrar alguno?
Moisés González Muñoz: Me gustan muchos autores, pero nombraré tres de narrativa por los que siento una especial predilección: Miguel Delibes, Khaled Hosseini y Almudena Grandes y dos de mis poetas favoritos: Antonio Machado y Miguel Hernández.

LPD: Otra pregunta complicada: ¿puedes decirme tus tres novelas favoritas?
MGM: El Camino (Miguel Delibes), Cumbres borrascosas de Emily Brontë y Cometas en el cielo (Khaled Hosseini).

LPD: ¿Y alguna obra literaria te ha decepcionado?
LPD: Sí, pero las mantendré en el anonimato, porque tal vez mi rechazo no obedezca a la calidad de las mismas, si no a mi incapacidad para descubrir sus virtudes.

LPD ¿Qué has leído últimamente?
MGM: Hace poco releí El Quijote de Miguel Cervantes, estoy releyendo La mancuerda (obra no editada de Pablo Martín que no tiene nada que envidiar a muchos best sellers) y estoy terminando de leer La casa de los espíritus de Isabel Allende.

LPD: ¿Recuerdas la primera novela que leíste?
MGM: Recuerdo las tres primeras, pero no el orden en que me las leí: Platero y yo de Juan Ramón Jiménez, La busca de Pío Baroja y El camino de Miguel Delibes.

LPD: ¿Cuáles son tus géneros literarios preferidos a la hora de escoger lectura?
MGM: Me gustan la mayoría de los géneros, pero mi preferido es la novela histórica.

LPD: ¿Eres capaz de explicar cómo te picó el gusanillo del escritor? ¿Cuántos años tenías?
MGM: Empecé a escribir en mi juventud, pero solo para mí y no solía conservar los textos. Mi entrada en el mundo de la escritura, digamos que en serio, se inició en el año 2014 cuando decidí escribir una autobiografía novelada para regalársela a mi primera nieta el día de su nacimiento.

LPD: ¿Tienes alguna obra olvidada en un cajón a la espera de salir a la luz?
MGM: En este momento no tengo ninguna obra terminada. Sí varias ideas en mente, pero nada desarrollado. La pandemia se ha llevado a mis musas.

LPD: ¿Cuáles son tus planes de futuro? ¿Tienes alguna obra en mente?
MGM: Mi idea es hacer una recopilación de todos mis relatos para editarlos por mi cuenta y empezar a escribir una novela que girará en torno a la juventud y la dependencia de las redes sociales.

Conoce la obra: Candiles para Lucía

LPD: Comenzaré por el principio, ¿cómo fue el proceso para elegir el título?
MGM: El más complicado de todos, sin duda. Tenía claro que debía hacer referencia a Lucía y acunar los primeros años de mi vida. Así que acompañé el nombre de mi nieta con el sustantivo Candiles, que en sentido metafórico representa un mote con el que se conocía a mi padre en el pueblo (que yo heredé), y que está relacionado con Lucía y que, a la vez, es la luz que le permitirá a ella descubrir cómo vivieron sus antepasados.

LPD: ¿Cómo nació la idea de escribir “Candiles para Lucía”?
MGM: Nació como el regalo de bienvenida al mundo de mi nieta mayor, Lucía. Algo sin interés comercial que por mor del destino acabó siendo publicado.

LPD: Toda obra literaria tiene alguna escena más complicada de escribir, ¿existe esa escena en “Candiles para Lucía”?
MGM: No hay una escena que me resultara más complicada que las otras. Lo más difícil fue hablar de mi padre, mi relación con él y algunos de sus comportamientos, ya que padecía una enfermedad que repercutía en el bienestar emocional de la familia.

LPD: ¿Sabes cuánto tiempo tardaste en tener la novela lista para su publicación?
MGM: Comencé a escribir la historia pocos días después de recibir la noticia de que iba a ser abuelo y la terminé unos días antes del nacimiento de Lucía.

LPD: ¿Reescribirías alguna escena?
MGM: Para la edición publicada ya reescribí dos escenas por discrepancias con unos hechos y personajes a los que hago referencia, pero sobretodo, reescribiría parte del texto, ya que por entonces yo desconocía todo sobre el mundo de la escritura.

LPD: “Candiles para Lucía” es autobiográfica, ¿cómo ha sido eso de revisar tu propia infancia?
MGM: Un verdadero placer, pues me permitió investigar sobre mi pasado y la historia de mi familia, reviví situaciones que tenía casi olvidadas, conocí otras que por una cuestión de edad era imposible que recordara, regresé a lugares donde discurrió mi infancia, recuperé amigos de la niñez y disfruté de la experiencia y el saber de los mayores que me ayudaron a desentrañar mi pasado.

LPD: No me puedo olvidar de la portada. ¿Me puedes explicar cómo fue el proceso de elección?
MGM: La portada es una idea germinada a medias entre mi gran amigo Antonio Gil (fotógrafo) y yo. Como autor, yo quería que de fondo estuviera el paisaje del entorno donde nací y que apareciéramos también Lucía y yo, y mi amigo Antonio, conocedor de mi apego a la tierra y de la belleza de su inmaculado cielo, pensó que el azul serviría para cohesionar todos los elementos de la cubierta.

LPD: ¿Qué le dirías a un lector que duda si leer “Candiles para Lucía”?
MGM: Que se trata de lectura muy sencilla, plagada de recuerdos infantiles y familiares, y que sus letras desprenden emociones, sentimiento y humanidad. Un libro cuyo principal objetivo era que mi nieta conociera cómo se vivía en la España rural de los años 50, 60 y 70. Algo ideado para los mayores que deseen revivir su infancia en los pueblos y para aquellos jóvenes que quieran saber cómo era la vida de sus antepasados, no hace mucho tiempo.

LPD: Para finalizar la entrevista, si piensas que me he olvidado de preguntar algo, ahora es tu momento.
MGM: Yo no soy nadie para decir si te has olvidado de algo o no, pero sí abordaré un par de cuestiones que suelen surgir en las presentaciones: ¿por qué escribo? y ¿qué espero de mis obras? A lo primero responderé que lo hago por placer, porque me relaja y para regalárselo a mis nietas. De lo segundo diré, que mis objetivos son disfrutar del momento, compartir experiencias y aprender de mis compañeros, viajar y conocer gente. Mi mayor deseo es que cuando Lucía y Carla puedan leer las historias dedicadas a ambas se sientan orgullosas de su abuelo. Si les han gustado habré alcanzado la meta, si por el contrario no he despertado en ellas la menor emoción tendré que pedirles perdón por no haberlo sabido hacer mejor. El fracaso no existe para quién se equivoca, solo para los que no lo intentan.

Conoce la obra: El joyero de Carla

LPD: Comenzaré por el principio, ¿cómo fue el proceso para elegir el título?
MGM: El proceso fue igual de complicado que con mi primera obra. Al ir, esta, dedicada a mi segunda nieta, Carla, su nombre quería que apareciera en el título. El joyero surgió como referencia a un objeto adquirido por uno de los personajes, en un episodio de su vida, pero que por ignorancia no es lo que él creía, y que va apareciendo de manera esporádica en la historia, ocupando un papel importante en el desarrollo de la misma.

LPD: ¿Cómo nació la idea de escribir “El joyero de Carla”?
MGM: Candiles para Lucía finaliza con esta frase: «Lo acontecido en la adolescencia tal vez merezca otro nieto». Por eso, llegado el momento de volver a ser abuelo, me vi obligado a cumplir con mi promesa. Sin embargo, traicioné mis principios y en lugar de continuar con la segunda parte de mi historia, decidí adentrarme en un género desconocido para mí, como era el de la novela costumbrista.

LPD: Toda obra literaria tiene alguna escena más complicada de escribir, ¿existe esa escena en el “El joyero de Carla”?
MGM: La escena más complicada de escribir fue la que revive la barbarie cometida por uno de los personajes más infaustos de la trama con la criada de sus padres.

LPD: ¿Sabes cuánto tiempo tardaste en tener la novela lista para su publicación?
MGM: Suelo emplear alrededor de un año entre investigar, recopilar datos, dialogar con aquellas personas que me puedan aportar información relevante para la historia y escribir el texto. En esta ocasión, acorté algo el tiempo previsto y tardé en torno a los 11 meses en completar todo el proceso.  

LPD: ¿Reescribirías alguna escena?
MGM: Sí. Una en la que aparece el joyero como protagonista y otra, de contenido erótico, donde prima el acto físico sobre las sensaciones y que, vista a posteriori, creo que con un enfoque más sutil habría mejorado el resultado de la misma. 

LPD: ¿Te sientes identificado con algún personaje de “El joyero de Carla”?
MGM: Siento una especial predilección por Javier, el protagonista de la novela, ya que el nombre, varios rasgos y algunas de sus características esenciales corresponden a un amigo mío, ya fallecido, y a quien quise homenajear a título póstumo con un papel que él no vivió en la realidad y porque, además, el lugar donde transcurre la infancia del citado personaje corresponde al pueblo donde yo viví la mía.

LPD: Algunos escritores se basan en personas de su entorno para crear a sus personajes ¿ha sido el caso en “El joyero de Carla“?
MGM: Sin duda. El ambiente está recreado en torno a experiencias, relatos, leyendas o vivencias de mi entorno, amigos y conocidos o lecturas que llegaron a mí de manera casual; los escenarios son también lugares conocidos por mí y adaptados a un mundo ficticio; y varios de los personajes llevan el nombre de los que me rodean e incluso algunos (Carla, Lucía, Javier, Ismael…) forman parte de un pasado que no les pertenece o de un futuro que no podrán interpretar.

LPD: No me puedo olvidar de la portada. ¿Me puedes explicar cómo fue el proceso de elección?
MGM: También surgió de la estrecha colaboración con mi amigo Antonio Gil. Al ser una novela costumbrista ambientada en un largo periodo del siglo pasado y durante los primeros años de este, yo quería que alguno de los elementos estuviera entroncado con dicha época. Mi amigo Antonio, por su parte, vinculó el color rojo de la portada con el sentir político del protagonista de la trama.  

LPD: ¿Qué le dirías a un lector que duda si leer “El joyero de Carla”?
MGM: Podría decir que es una novela fácil de leer (con un lenguaje culto pero, a la vez, entendible para la mayoría de los lectores); también que la historia te atrapa desde el principio; que la trama te mantiene en tensión hasta la última página y que los personajes viven una serie de acontecimientos históricos que sucedieron en la España que va desde 1920 hasta 2016. Sin embargo, como no quiero pecar de presuntuoso, aclaro que lo expresado con anterioridad no me corresponde a mí sino a varios lectores que, habiendo leído la novela, contactaron conmigo para expresarme sus opiniones. Tal vez, nadie mejor que tú, Ana, que has leído la obra, para ratificar el sentir de esos lectores o contradecirme y afirmar que solo estoy intentando engañar a tus seguidores para que adquieran El joyero de Carla.

LPD: Para finalizar la entrevista, si piensas que me he olvidado de preguntar algo, ahora es tu momento. 
MGM: Hay dos preguntas que me suele hacer la gente: ¿de dónde saco la inspiración? y ¿qué son para mí los lectores?
Respecto a la primera diré que mis ideas surgen en los lugares más inesperados: en casa, en la calle, en una tienda, en el autobús, en la playa, en el campo, en el cine… y que me suelo inspirar caminando en solitario por el bosque. El aire libre y la naturaleza me permiten liberar la mente, conectar conmigo mismo y maquinar historias, idear escenas, caracterizar personajes y superar los bloqueos.
En cuanto a la segunda, animaría a los lectores que hayan leído mis obras, y lo deseen, a que utilicen la dirección de correo electrónico que aparece en los libros y me hagan llegar sus opiniones. Los halagos, si los hubiere, engordarán mi ego (¿quién no tiene un poco?), aunque preferiría conocer todo aquello que no les ha convencido para aprender de mis errores y pulirlos de cara a futuros proyectos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .