Reseña: El mecanismo de los secretos

Septiembre de 1859. Tras la extraña tormenta solar, la ciudad aguarda en una calma tensa: está a punto de cumplirse una amenaza escrita hace siglos.
En el silencio resuenan los bastones de un hombre huraño y metomentodo. A su lado camina una joven ciega que puede ver lo que nadie ve. Juntos forman una singular pareja de investigadores: razón frente a intuición, ciencia contra creencia. Una nueva pista les va a conducir hasta un apartado manicomio, y este será solo el principio.
Un inquietante mecanismo que resulta ser un mapa; mensajes encriptados, fragmentos de papel escritos con sangre y cenizas; imágenes que surgen grabadas a fuego sobre paredes de piedra y que cambian en el transcurso de los días…. La implacable Sociedad Hermética avanza su Plan en la sombra.

Reseña 149. Hace dos años me llegó la oportunidad de reseñar la primera parte de esta, ahora ya lo sé, trilogía. En aquella ocasión terminé con un buen sabor de boca que se tradujeron con una puntuación de 4 rosas y media.

Ahora doy paso a mi opinión sobre esta segunda parte, con este reencuentro con los protagonistas y antagonistas de la primera parte, “Caen estrellas fugaces”. He de decir que la espera ha valido la pena. Los autores, Goretti Irisarri y José Gil Romero han vuelto a colaborar para escribir esta continuación a cuatro manos. Se puede apreciar que están acostumbrados a trabajar juntos, que tienen una amistad detrás que les ayuda a mejorar su novela, discutiendo sin duda aquellos aspectos dudosos, de tener la suficiente confianza para detectar los fallos del otro y advertirle.

Porque “El mecanismo de los secretos” es una novela con un mecanismo perfectamente engrasado. La trama es un no parar de escenas álgidas y algunas impactantes, pero también con cierto toque de humor negro que tan bien sienta a la novela.

Por suerte, de nuevo tenemos a los dos protagonistas de “Caen estrellas fugaces”, Elisa y Luzón. Semejante pareja no tiene igual en el mundo de la literatura, o al menos, yo todavía no conozco par igual.

¿Y la trama? Es de esas de las que no se puede hablar ni un poquito. Es una novela extensa, unas 600 páginas, así que se debe leer con calma. A pesar de su extensión, se lee de un tirón debido a que la trama es interesante y está bien desarrollada sin olvidarse de los diferentes personajes que pueblan el Madrid de 1859 según Goretti Irisarri y José Gil Romero.

Ya estoy esperando la tercera parte…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.