El origen de las expresiones populares: Aunque la mona se vista de seda, mona se queda

¿Cuál es su significado?

Es un refrán que quiere decir que, por mucho que cambies tu apariencia externa, en tu interior siempre serás el mismo.

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda

Origen

Es un refrán muy antiguo, que aparece recogido por Correas en «Vocabulario», obra del primer tercio del siglo XVII. También aparece en los Diálogos de Luciano de Samósata (siglo II), por poner dos ejemplos. Lo cierto es que se desconoce su origen exacto.

Fuente: El porqué de los dichos (José María Iribarren)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.