Intercambio de palabras

Intercambio de palabras con Maruja Moyano

Conoce a la autora

Maruja Moyano.Las Palabras Descarriadas: Seguramente te gustan varios escritores, ¿puedes nombrar alguno?
Maruja Moyano: Muchos. He tenido distintas etapas, como todo lector o lectora, y he leído de todo, pero en esas etapas también han influido distintos autores. Por ejemplo: Me influyó mucho en mi época más joven, Simone de Beauvoir, tanto ensayo como novela; luego siguieron Isabel allende, Eduardo Mendoza, Rosa Montero, José Saramago, Gabriel García Márquez. Últimamente me ha seducido mucho Pierre Lemaitre. En fin no puedo hacerte una lista completa de los autores y autoras que me gustan porque son muchísima gente y además, continúo descubriendo excelentes escritores conforme caen más libros en mis manos.

LPD: Otra pregunta complicada: ¿puedes decirme tus tres novelas favoritas?
MM: Sí que es complicada, porque favoritas tengo más de tres: “El Clan del Oso Cavernario“, de Jean M. Auel, me pareció tan maravilloso, que tuve que leer las cuatro siguientes novelas de la saga; “Crónica de una Muerte Anunciada“, perfecta y demoledora novela de Gabriel García Márquez; “Los Pilares de la Tierra“, de Ken Follett, no podía dejar de leer ni de madrugada; “El Perfume” de Patrick Süsking, me encantó; “Nos vemos allá arriba“, de Pierre Lemaitre, es una obra genial.
Mejor paro aquí.

LPD: ¿Y alguna novela te ha decepcionado?
MM: La verdad es que sí y no han sido pocas, pero prefiero no nombrarlas, no estaría bien, al fin y al cabo es solo una opinión personal que no tiene por qué ser totalmente objetiva.

LPD: ¿Qué has leído últimamente?
MM: En los dos últimos meses, he leído dos novelas: “El cuento de la Criada“, de Margaret Atwood, me hablaron bien de esa obra que no es nueva, por cierto, pero yo no la conocía y la verdad es que me ha gustado. Luego he leído “Camille” de Pierre Lemaitre. De verdad que es un escritor genial. Ahora tengo entre manos “La Pirámide” de Henning Mankell, me la ha prestado una amiga que es aficionada a los trillers y me está gustando bastante.

LPD: ¿Recuerdas la primera novela que leíste?
MM: Hace tanto tiempo de eso que ni me acuerdo. Seguramente sería alguna aventura de “Los Cinco” o algo por el estilo. Ten en cuenta que nací en 1956.

LPD: ¿Cuáles son tus géneros literarios preferidos a la hora de escoger lectura?
MM: Últimamente leo mucho triller, es un género que me entusiasma. En general me gustan las historias donde hay que pensar, investigar, deducir… Pero supongo que ésta es otra etapa que tengo que quemar, porque en realidad leo de todo: ensayo, fantasía, historia… Lo que no me gusta son las novelas románticas, me aburren soberanamente y además, como he vivido tanto, no me las creo.

LPD: ¿Eres capaz de explicar cómo te picó el gusanillo del escritor? ¿Cuántos años tenías?
MM: ¿Si te digo que empecé a escribir en cuanto supe formar palabras, te lo crees? Pues así fue. Aprendí a leer a los cuatro años y a los cinco o seis me hacía mis propios cómics. Te puedes imaginar que, tanto los dibujos como el contenido de las historias eran de una simpleza descomunal, claro, al nivel de una niña de esa edad. Luego me dio por la poesía, aunque reconozco que la prosa es lo mío, yo poetisa, lo que se dice poetisa, solo puntualmente. En secundaria era yo quien escribía los textos para teatro que representábamos en los festivales y de más mayor… me cogió la época más cañera en la transición democrática y escribí artículos en revistas alternativas y esas cosas.  La mitad de mi vida la he dedicado a escribir sobre cuestiones sociales, de lo cual no me arrepiento, porque me ha enseñado mucho de la vida y del ser humano, y eso es fundamental para escribir sobre el mundo y sobre los seres que lo poblamos.

LPD: “Makuba” es tu primera novela ¿tienes alguna otra olvidada en un cajón a la espera de salir a la luz?
MM:
Novelas no. Tengo pequeños escritos, eso sí, pero no importantes ni urgentes. He tenido varios relatos cortos guardados hasta que decidí este mismo año hacer un recopilatorio y publicarlos en un libro que lleva por nombre genérico “La cara oculta del corazón” y que ha salido en mayo pasado.

LPD: ¿Cuáles son tus planes de futuro? ¿Tienes alguna obra en mente?
MM: En este momento sí estoy a mitad de una novela de género “triller” que espero acabar pronto. Cuando le ponga el punto final, tengo como proyecto continuar con la segunda parte de “Makuba“, actualizar los datos hasta el año 2016 y hacer sufrir a los personajes de nuevo, con algunas sorpresas.

Conoce la obra: “Makuba”

MakubaLPD: Comenzaré por el principio, ¿cómo fue le proceso de elegir el título?
MM: Fue muy simple. Quería recoger todo el contenido en el mínimo espacio, y esa ciudad: Makuba, aunque imaginaria, abarcaba toda la historia pasada y presente del Congo hasta el momento en que comienza el relato. Makuba es el sueño de Marta Mingot; el recuerdo de André Lerroux; parte de la pesadilla de Kafulu Ndulani y esa carga de sentimiento de injusticia en el corazón de Pablo Coloma… Makuba es todo.

LPD: ¿Cómo nació la idea de escribir “Makuba”?
MM: Nació a raíz de una noticia casi escondida en un periódico. Esas noticias en las que nadie profundiza y no pasa del título. Era 2002 y en España nadie había oído hablar del coltan ni de la sangre que se derramaba para extraerlo. Ni siquiera sabíamos que lo llevábamos en nuestros ordenadores y en nuestros móviles. La leí y me impactó. Empecé a recopilar documentación y luego guardé todo durante muchos años, en un cajón, sí, en un cajón, porque quería estudiar una carrera y no tenía tiempo, entre los estudios, el trabajo, la casa, la familia… así hasta que la vida me hizo parar de golpe. La detección de un cáncer de mama en 2013, me enseñó que no hay que olvidar nuestros sueños, porque la mayor parte de las veces, lo urgente no nos deja ocuparnos de lo importante y corremos el riesgo de no cumplirlos. Así, en esa baja larga de seis meses que tuve, recordé que en un cajón tenía un proyecto olvidado y me puse a ello con toda mi energía.

LPD: Para escribir una novela como “Makuba” es necesario realizar un trabajo de investigación. ¿Fue complicado tratar la información encontrada?
MM: Francamente, sí. Reuní más de cien folios de información: Testimonios, artículos de prensa, fotografías, historia del país, geografía del país y hasta un vocabulario de swahili… Luego viene la clasificación de toda esa información y, por supuesto, una buena panorámica del país desde el aire, o sea, desde ‘google maps’. Después de eso, había que novelar esos datos dentro de una historia en la que el lector viajara dentro del cuerpo de los protagonistas. Ver lo que ellos veía, sentir lo que ellos sentían, descubrir lo que ellos descubrían…

LPD: ¿Sabes cuánto tiempo tardaste en tener la novela lista para su publicación?
MM: Tardé cinco meses en tenerla lista. No escribía todos los días, muchos me los pasaba leyendo y actualizando datos. Ya sabes cómo va esto: no siempre avanzas, a veces tienes que retroceder para que no quede inconexo nada.

LPD: ¿Cambiarías alguna escena?
MM: Creo que todos los escritores cambiaríamos cosas en cada nueva lectura que le damos a nuestras obras. Por eso es mejor ni planteárselo, nunca nos parece lo suficientemente perfecto.

LPD: ¿Te sientes identificado con algún personaje de “Makuba”?
MM: Sí. Y tal vez sea con Pablo Coloma, incluso más que con Marta Mingot, aunque ésta sea la principal protagonista de la aventura.

LPD: Algunos escritores crean sus personajes basándose en personas de su entorno o basándose en personajes reales, ¿ha sido el caso en “Makuba”?
MM: No, no me he basado en nadie que conozca. Cuando escribo, los personajes cobran vida y tienen su propia personalidad, yo solo dejo que ellos se desarrollen y yo les sigo.

LPD: No me puedo olvidar de la portada. ¿Me puedes explicar su elección?
MM: La verdad es que la portada, después de varias propuestas por parte de la editorial que no me gustaban, simplemente les dije que dejaran que la persona que diseñaba, hiciera su propia propuesta, porque me preguntaban y yo tampoco tenía mucha idea de cuál podría ser la mejor portada. Cuando me enseñaron ésta, me pareció buena y la acepté. He tenido opiniones de todo tipo, a unas personas les gusta y a otras no. Supongo que es inevitable.

LPD: ¿Qué le dirías a un lector que duda si leer “Makuba”?
MM: Que sea valiente. Makuba no es solo una novela de aventuras, también es una novela histórica, un grito de auxilio, un zarpazo a nuestros corazones, una sirena de aviso a nuestras conciencias occidentales. Makuba es la vida que pasa a nuestro lado ignorada sin que eso haga desaparecer el mundo aterrador que construimos, unos por activa y otros por pasiva. En Makuba puedes aprender que formamos parte de un mundo que se extiende más allá de nuestras narices y que nuestra indiferencia hace más daño que las balas.

LPD: Para finalizar la entrevista, si piensas que me he olvidado de preguntar algo, ahora es tu momento.
MM: Has sido absolutamente implacable conmigo. Gracias por esta magnífica entrevista.

Desde estas líneas agradezco a Maruja su amabilidad respondiendo a esta entrevista. Mucha suerte con Makuba y futuros proyectos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s