Intercambio de palabras con David García Marín

En contra de lo que pensará mucha gente escribir una novela no es solo teclear sin parar hasta terminar la obra. Hay mucho proceso: correcciones para que quede bien, estilo, búsqueda de sinónimos e información y un larguísimo etcétera que puede hacer que te frustres antes siquiera de empezar.
Pero al fin y al cabo me ha ayudado a aprender para futuras obras y a trabajar con y para mi mismo. Continúa leyendo Intercambio de palabras con David García Marín