Reseña: Y el tiempo se paró

Puntuación: 4.5 de 5.

De regreso a casa, Baru se fue directo a la cama. Todo parecía normal hasta que, de repente, las 7 estrellas que forman la constelación de El Carro empezaron a desvanecerse. El chico se despertó sobresaltado. Eran las 04:00 del 8 de septiembre de 2020…
Por inverosímil que pareciera, la profecía que su abuelo leyó tiempo atrás en el Santuario de Ise se había hecho realidad: «si en el transcurso de un año las 7 estrellas no son devueltas a su lugar, el tiempo en la Tierra para siempre detenido quedará».
Con la conmoción de saberse el único habitante de la Tierra que no había sufrido la detención del tiempo, pero con el orgullo de que su abuelo hubiera pensado en él para una misión tan importante, Baru se reunió con Amaterasu y pusieron rumbo a Mercurio, un planeta que cambiaría su vida para siempre.

Reseña 240. Cada vez que me presentan un libro, tiendo a saltar y comenzar a leer sin tomarme el tiempo para leer la sinopsis. Es un hábito que he tenido desde que tengo memoria. Prefiero la sorpresa y no tener una idea predeterminada de lo que voy a encontrarme. Hay beneficios en este enfoque, como tener una perspectiva nueva y refrescante, sin embargo, también existen riesgos potenciales asociados con él, ya que es posible que no esté completamente satisfecho con la lectura. No os asustéis. No es el caso de la novela que nos ocupa, «Y el tiempo se paró».

El autor ha sido inteligente. No pierde el tiempo con un comienzo sin interés. En seguida nos introduce en la fantástica trama. En los primeros capítulos conocemos a Baru, un protagonista con iniciativa e inteligente. Este libro es una excelente lectura para los jóvenes, por su personaje principal y el estilo de escritura del autor.

Lo que realmente distingue a esta novela es su capacidad para mantener al lector interesado y comprometido en todo momento. Ofrece una mezcla única de entretenimiento y lecciones profundas que vienen sin sermonear ni aburrir. Además, los matices filosóficos de la trama son bastante fascinantes. Al leerlo, consideré que el material era un tema adecuado de aprendizaje para los estudiantes en las escuelas. Su narrativa alienta a los educadores y estudiantes a entablar conversaciones significativas sobre una variedad de temas filosóficos.

Es una gran oportunidad para que los jóvenes se sumerjan en el mundo de la literatura y exploren las diversas posibilidades que ofrece.

Solamente espero que sigan las aventuras de Baru en el futuro.

Un comentario en “Reseña: Y el tiempo se paró

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.