Entrelíneas: Ànima d’acer, de Anna Casamitjana i Costa

Conoce la obra: Ànima d’acer

Las Palabras Descarriadas: Comenzaré por el principio, ¿cómo fue le proceso de elegir el título?
Anna Casamitjana i Costa: Debo decir que estamos hablando de un libro escrito en catalán y no siempre las traducciones son correctas. En este caso concreto la traducción literal de “Ànima d’acer”, que sería “Alma de acero”, para mí no significa lo mismo y no se llamará exactamente así en la versión en español. Yo quería reflejar la fuerza, el coraje, la no rendición, la lucha por conseguir lo que se desea y a la vez, la ternura y la emoción, porque de eso va la novela. También quería un título corto e impactante y se me ocurrió utilizar un oxímoron, esta figura retórica que genera contradicción y que me gusta mucho.

LPD: ¿Cómo nació la idea de escribir “Ànima d’acer”?  
ACiC: Pues de historias que me contaron cuando yo era una muchacha. No es una novela biográfica ni basada en un hecho o hechos reales, pero sí que está inspirada en cuentos, leyendas y vivencias que me explicaron familiares, amigos o conocidos. Cuando escribes una primera novela te basas en lo que conoces y a partir de ahí construyes unos personajes y el universo por donde se mueven. Por otra parte, quería homenajear a las mujeres que nacieron a principios del siglo XX y que lucharon para salir adelante en momentos muy negros en los que era difícil amar, soñar o simplemente vivir. Fueron mujeres valientes y humildemente quería mostrar mi admiración por ellas.

LPD: Toda novela tiene alguna escena más complicada de escribir, ¿existe esa escena en “Ánima d’acer”?
ACiC: Sí, la hubo y supongo que fue por ser novata en esto de hacer novelas. Al principio tuve bastante pudor con una de las escenas de amor. Tardé bastante en escribirla porqué quería mostrar pasión y cariño y me costaba bastante describir según qué sensaciones. Tuve que esperar y encontrar el momento idóneo para que el lenguaje fluyera como yo quería y al final el decoro se esfumó y la escritora floreció.

LPD: ¿Sabes cuánto tiempo tardaste en tener la novela lista para su publicación?
ACiC: Sí. Y fue un proceso largo. Cuando empecé a escribir Ànima d’acer no pretendía nada en absoluto. Quería contar una historia que pensaba dar a leer a mi entorno más íntimo, sin ninguna pretensión de publicarla. Por eso no tenía prisa en acabarla. Además, mi tiempo para ejercer de escritora se limitaba a fines de semana y a vacaciones por lo que tardé 5 años en darla por terminada. Ahora bien después de los comentarios de los primeros lectores, algunos allegados y otros no tanto, le pedí su opinión  a un profesional de la escritura y de la poesía y fue él quien me dijo que tenía que mostrarla al público, por lo que empecé un proceso que corrección que duró 1 año más. Finalmente, la búsqueda de editorial consumió otros 12 meses.

LPD: ¿Reescribirías alguna escena?
ACiC:
Creo que siempre reescribirías lo que has escrito porque cada momento tiene una forma de expresarse y porque aprendemos con lo que oímos, vemos y leemos. Además, es una primera novela, con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva. No obstante también creo que esa es la magia de escribir por lo que, de momento, no reescribiría ninguna escena. Tal vez cuando sea mayor…

LPD: ¿Te sientes identificado con algún personaje de “Ànima d’acer”?
ACiC:
Sí y no. Todas y todos tenemos algo de Blanca, de Maria, de Rita, de Ferrán y de Lluís. Por eso lo que les pasa a estos personajes engancha al lector. La novela transcurre en un período de unos 80 años más o menos y en ese tiempo la vida da muchos giros.

LPD: Algunos escritores se basan en personas de su entorno para crear a sus personajes ¿ha sido el caso en tu novela?
ACiC: Creo que ya he respondido a esta pregunta anteriormente. Hace unos días escuche al gran Jaume Cabré decir que por más experiencia que uno tenga en tema de letras, siempre te inspiras en lo que conoces ya sea consciente o inconscientemente. Yo acabo de empezar en este oficio y no soy una excepción, faltaría más, pero no me he basado en alguien en particular sino en trocitos de “almas” de aquí y de allá, incluso en la mía propia.

LPD: No me puedo olvidar de la portada. ¿Me puedes explicar cómo fue el proceso de elección?
ACiC:
Mucha gente me pregunta por la portada y me dice que le gusta mucho. Y a mí también. La editorial me proporcionó una web de imágenes para escogerla y yo tenía muy claro que no quería una foto sino una ilustración, preferentemente de una o dos caras de mujeres. Después de un par de días de mirar y mirar, hice una primera selección pero fue mi pareja quien la eligió por su sencillez, color y elegancia.

LPD: ¿Qué le dirías a un lector que duda si leer “Ànima d’acer”?
ACiC: Como escritora le diría que me gustaría que la leyera para saber su opinión.  Como lectora le diría que si le gustan las novelas en las que no puedes dejar de pasar página hasta que llegas a final, que se atreva a leerla.

LPD: Para finalizar la entrevista, si piensas que me he olvidado de preguntar algo, ahora es tu  momento. 
ACiC: Ha sido una entrevista muy agradable, gracias. Sólo comentar que, además de la creación de un nuevo proyecto literario, estoy trabajando en la traducción al español de la novela porque me han llegado muchas peticiones para que la historia de Blanca y Maria llegue a más gente de la península y a Latinoamérica.

Si quieres conocer mejor a la autora, te invito a leer la siguiente entrevista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .